Crónica del V Trail Nocturno de Tegueste

José
No sé si empezar esta crónica por el respeto que me daba esta prueba o lo bien que me lo pase en ella. Empezare por lo primero. Días antes tenía algo de temor por correr de noche ya que nunca había corrido un trail nocturno. La incertidumbre de cómo me iría corriendo en la oscuridad me llevo a estar impaciente a lo largo de la semana. Y por fin llego el día de la TNT. El ambiente espectacular, minutos antes de la salida, me tranquilizó, ya que venía a disfrutar de la carrera y no a competir como otras veces he hecho. La espera se hizo más llevadera hablando con los compañeros de equipo Enrique, Airam, Tati y Chago. Me sentía animado y con ganas de que comenzara la prueba. El encendido de los frontales….¡¡Increíble!!.
Y la cuenta atrás…Salimos por las calles de Tegueste bajando a un ritmo de locos. Los demás iban como caballos desbocados, y yo, a mi ritmo, sabía que iba a coger cola en el tapón que se formaría al empezar el camino, pero no me preocupaba. Y llegó al previsto embudo, una infinidad de corredores se agolparon. Las prisas, los empujones, los gritos hicieron mella en los corredores impacientes por coger el camino. Las risas que me eché con mi compañero Chago, hicieron que me olvidara de esos momentos tensos. Logré salir del atolladero y empecé una ligera subida donde íbamos en fila india, era imposible adelantar por la estrechez del sendero. Una vez terminado este tramo, la gente se agolpó a lo largo del recorrido en la subida de asfalto, por un rato me sentí como los corredores del Tour de Francia, los ánimos del publico me dieron fuerzas para subir a buen ritmo. Dejamos la luz del pueblo para adentrarnos en la oscuridad. El frontal me iluminó más de lo que pensaba. Vi con bastante claridad por donde pisaba, sin perder nunca la mirada del suelo. Se iba en fila de a uno a un ritmo vertiginoso. A lo lejos y en varios tramos se veía una hilera de luces que no se me olvidará nunca….simplemente sin palabras. En el km 5,7 aproximadamente comenzó la temida subida de la que me habían hablado. Como apenas se veía a un par de metros, la subida no se me hizo muy dura. Iba en un grupo de unos 8 todos en fila. Por delante y a lo lejos se veían luces de corredores por donde yo tenía que pasar aun. La subida se endureció por momentos pero no bajé el ritmo, me encuentraba subiendo mejor de lo que yo esperaba. Logré alcanzar a un grupo de unos 10, incluso adelanté a la mayoría. La emoción me inundó por momentos y apreté más. Se oían voces a lo lejos y supe que estaba cerca el avituallamiento, fue un alivio oír esos gritos. Apenas me paré a beber agua en el avituallamiento y empecé a llanear por una pista de tierra con unos cuatro corredores. El ritmo era demasiado acelerado, pero logré ir al ritmo de los otros. Los adelanté y por un momento fui solo. Más adelante me encontré como a unos 8, los adelanté de un golpe. Unos pequeños repechos y vi ya las luces de Tegueste, donde empecé a bajar, el camino era una bajada de cabras. No me caí porque yo creo que alguien se acuerda de mí, un camino muy técnico, donde los tobillos sufren mucho. Ahí adelanté a 3. Dejé la terrible bajada y empezó ya el asfalto. Un alivio me recorrió todo el cuerpo sabiendo que lo más duro ya había pasado. Entré en el pueblo rodeado del griterío de la gente, los pelos se me pusieron de punta enfilando la recta de meta. Por un momento me sentí el centro del mundo. Algo que hay que vivirlo para contarlo. Tardé en completar la prueba 1:43:57, puesto 109 de la general de 492 corredores. Un puesto más que satisfactorio para el momento en que me encuentro.
Airam

De mis compañeros de equipo el mejor fue Airam Molina con un meritorio puesto 68. Le seguía el veterano Enrique Miguel Bello logrando el puesto 78. Francisco Gabriel Hernández era el siguiente del Valli, puesto 137. Otro veterano de guerra, Dionisio González entraba en el puesto 184. Gregorio Pérez y Fermín Jesús Pérez cerraban el equipo con los puestos 191 y 207 respectivamente.

Desde esta crónica agradecer a mis compañeros de equipo por su esfuerzo y por las ganas que le ponen en cada carrera. A la organización por hacer de esta prueba un referente en los trails nocturnos. Recomiendo esta prueba por su espectacularidad y la sensación que da correr de noche, algo increible.

José Antonio

Anuncios

Publicado el 19 enero, 2015 en Noticias. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: